Corteza de limón

Su origen se remonta hace 20 millones de años en el sudeste asiático, sufriendo con el tiempo modificaciones debidas a la selección natural y a las hibridaciones producidas por el hombre. Su llegada a Europa se debe a los árabes en el siglo XI.

En el mundo de los destilados y los perfumes, se utiliza su corteza fresca o seca.

Actualmente su principal uso es el consumo en fresco, tanto para zumos y refrescos, como para aliños de platos, aceites esenciales, conservas, etc.

España es uno de los principales exportadores de limones a nivel mundial.

Volver

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar